sss sss sss

Lentes de contacto

Lentes de Contacto

Tipos de lentes de contacto

Hay dos tipos principales de lentes de contacto: duros y blandos.

Los lentes duros más comúnmente utilizados hoy en día son los lentes de contacto rígido y permeables al gas (RGP por sus siglas en inglés). Están hechos de plástico y otros materiales como la silicona o fluoropolímeros. Los lentes duros mantienen su forma, sin embargo, permiten un libre flujo de oxígeno entre los lentes y la córnea. Los RGPs pueden ser la mejor opción cuando la córnea tiene el astigmatismo suficiente para cambiar su forma (tiene la forma de un huevo en lugar de una naranja); un lente de contacto blando no proporciona una visión clara. También pueden preferirse cuando una persona tiene alergias o tiende a formar depósitos de proteínas en los lentes de contacto.

Los lentes de contacto blandos son la elección preferida entre la mayoría de usuarios de lentes de contacto. Estos lentes son cómodos y vienen en varias versiones, dependiendo de cómo se quieran usar.

Los lentes de uso diario son los menos costosos, y se remueven cada noche y se reemplazan con una frecuencia individualizada. No se deben utilizarse como lentes de uso prolongado.

Los lentes de uso prolongado se usan durante la noche, pero se remueven por lo menos una vez por semana para limpieza y desinfección a fondo. Éstos son recomendados con menor frecuencia, ya que existe un mayor riesgo de infección de la córnea con cualquier uso nocturno de lentes de contacto.

Los lentes desechables son más costosos, pero son prácticos. Se remueven todas las noches y se sustituyen diaria, semanal o mensualmente. Los lentes desechables son recomendados ocasionalmente para personas con alergias y para quienes tienden a formar depósitos de proteínas en los lentes.

Los lentes de contacto cosméticos o decorativos son lentes de color que cambian la apariencia del color de ojos, y en el caso de lentes circulares también hacen que el iris parezca más grande. Los lentes decorativos están disponibles por medio de receta médica y sólo deben usarse después de un examen de la visión y ser probados en presencia de un profesional de la visión. Los lentes de contacto decorativos vendidos sin prescripción, incluyendo lentes circulares, son ilegales y presentan un grave peligro para su salud ocular, ya que pueden causar lesiones e infecciones en los ojos, y pérdida de la visión.

Los lentes de contacto tóricos blandos pueden corregir el astigmatismo, pero a veces no tan bien como lo hacen los lentes RGP. Por lo general, son más costosos que otros lentes de contacto.

Los lentes de contacto bifocales o multifocales están disponibles en variedades blandas y RPG. Pueden corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo en combinación con la presbicia. La limpieza y desinfección dependen del material del lente. Con frecuencia, la calidad visual no es tan buena como con lentes de visión sencilla, sin embargo, la capacidad de corregir una presbicia vale la pena para algunas personas.

Cosas Importantes Sobre los Lentes de Contacto

Los lentes que no son limpiados y desinfectados apropiadamente aumentan el riesgo de infección en los ojos. Cualquier lente que es removido del ojo debe ser limpiado y desinfectado antes de ser reinsertado. Su oculista le hará saber cuál es el mejor tipo de sistema de limpieza, dependiendo del tipo de lente que use, las alergias que pueda tener, y si su ojo tiende a formar depósitos de proteínas.

El cuidado de los lentes de contacto incluye limpiar su estuche, ya que éste es una fuente potencial de infección. El contenedor debe ser lavado con solución de lentes de contacto y dejar que se seque por sí solo.

Lentes de contacto viejos o que no se ajusten adecuadamente, pueden rayar el ojo o causar un crecimiento de vasos sanguíneos en la córnea. Ya que un lente de contacto puede deformase con el tiempo y la córnea puede cambiar de forma, el ajuste de un lente de contacto y su graduación deben evaluarse regularmente. Sus visitas de seguimiento son programadas dependiendo de la condición de sus ojos y sus necesidades visuales.

Usted no es un buen candidato para usar lentes de contacto si tiene:

  • Infecciones frecuentes de los ojos;
  • Alergias severas;
  • Ojo seco resistente al tratamiento;
  • Un área de trabajo polvorienta, o
  • Incapacidad para manejar y cuidar de los lentes.

Cualquier tipo de gotas para los ojos pueden interactuar con todo tipo de lentes de contacto. Es mejor evitar el uso de gotas para los ojos, mientras se estén usando los lentes, con excepción de gotas humectantes recomendadas por su Doctor de los Ojos.

Las soluciones salinas caseras (agua salada), se asocian con infecciones serias de la córnea y no deben usarse.

El Cuidado Apropiado de los Lentes de Contacto

Si bien los lentes de contacto son usados de manera segura por millones de personas cada día, éstos presentan un riesgo de infección para los ojos. Los factores que contribuyen a la infección pueden incluir:
• Uso prolongado de los lentes;
• Intercambio reducido de lágrimas bajo el lente;
• Factores ambientales;
• Falta de higiene.

La mejor manera de evitar infecciones en los ojos es seguir las instrucciones de un cuidado adecuado los lentes prescritas por su profesional de la visión. En particular, la inclusión de un paso de "frote y enjuague" durante el proceso de limpieza de los lentes, la reducción al mínimo de contacto con el agua mientras se estén usando, y el reemplazo frecuente del estuche de los lentes, pueden ayudar a reducir el riesgo de infección.

El cuidado de sus lentes

Las siguientes pautas para el cuidado de lentes de contacto han sido desarrolladas en asociación con la Academia Americana de Oftalmología, la Asociación de Lentes de Contacto para Oftalmólogos, la Sociedad de la Córnea y la Sociedad Americana de Cataratas y Cirugía Refractiva.

El riesgo de infección varía un poco dependiendo del tipo de lente de contacto. Los lentes de uso desechable diario son el tipo más seguro de lentes de contacto blandos, en cuanto a la reducción de riesgo de infección. Los lentes rígidos permeables al gas son una alternativa más segura que cualquier otro tipo de lentes de contacto blandos. Su oftalmólogo puede ayudarle a decidir qué tipo de lente es más adecuado para usted.

Independientemente del tipo que usted elija, el cuidado adecuado de los lentes es esencial para la salud ocular.

Antes de manipular los lentes de contacto, lávese las manos con agua y jabón, luego enjuague y séquelas con una toalla sin pelusa.
Minimice el contacto con el agua, incluyendo la remoción de los lentes antes de entrar a una piscina o a una tina caliente.
Los lentes de contacto no deben enjuagarse o almacenarse con agua (de grifo o estéril).
No en enjuague sus lentes en su boca. La saliva no es una solución estéril.
No utilice soluciones salinas o gotas humectantes para desinfectar los lentes. No son un desinfectante eficaz o aprobado.
Use y reemplace sus lentes de contacto de acuerdo al período prescrito por su profesional de la visión.
Siga las instrucciones específicas de limpieza y almacenamiento de lentes de contacto dadas por su profesional de la visión y el fabricante de la solución.
Durante la limpieza, frote sus lentes de contacto con los dedos, luego enjuague los lentes con la solución antes de remojarlos. Ésta técnica de "frote y enjuague" es considerada por algunos expertos como un método superior de limpieza, aunque la solución que se esté utilizando sea de la variedad de "no frotar".
Enjuague el estuche de los lentes de contacto con una solución fresca, no agua. Luego, deje que la caja vacía se seque sola al aire libre.
Mantenga el estuche de los lentes limpios y reemplácelo regularmente, por lo menos una vez cada tres meses. Los estuches pueden ser una fuente de contaminación e infección. No utilice estuches agrietados o dañados.
Maneje su solución para lentes de contacto con cuidado:

No reutilice la solución o llene el estuche para lentes hasta el tope.
No transfiera solución de un estuche a otro, por ejemplo a un estuche más pequeño para viajes. Esto puede afectar a la esterilidad de la solución y llevar a una infección ocular.
No permita que la punta de la botella de solución entre en contacto con cualquier superficie, y mantenga la botella bien cerrada cuando no esté en uso.
Si almacena sus lentes en el estuche por un período prolongado, consulte las instrucciones que vienen con los lentes de contacto o con la solución para determinar si es necesario volver a desinfectar los lentes antes de usarlos. En ningún caso debe usar sus lentes después de un almacenamiento de 30 días o más sin desinfectarlos de nuevo.
Algunos expertos recomiendan que si usted usa lentes de contacto esporádicamente, debe considerar el uso de lentes desechables diarios.

El cuidado de sus ojos

Las infecciones de los ojos pueden causar pérdidas graves de la visión en algunos casos. El cuidado adecuado de sus ojos es tan importante como el cuidado adecuado de los lentes de contacto in some cases. Proper care of your eyes is just as important as proper lens care.

Remueva sus lentes de contacto y consulte a un oftalmólogo inmediatamente si experimenta síntomas tales como enrojecimiento de los ojos, dolor, lagrimeo, aumento a la sensibilidad a la luz, visión borrosa, secreción o hinchazón.
Si usted fuma, deje de hacerlo. Estudios han demostrado que los fumadores que usan lentes de contacto tienen un mayor índice de problemas que los no fumadores.
Tenga cuidado con el uso de lentes decorativos, como los que se venden en tiendas de disfraces. Éstos tienen el potencial de hacer daño permanente a los ojos.
Hágase exámenes regulares de los ojos. Si usted usa lentes de contacto, debe ser examinado por un profesional de la visión cada año, y más a menudo si es necesario.
Al igual que cualquier prescripción médica, las prescripciones para lentes de contacto tienen fecha de vencimiento, por lo general de un año. Usted debe ver a su profesional de la visión anualmente para asegurarse de seguir teniendo una prescripción precisa y adecuada. Éstos exámenes regulares también presentan la oportunidad de revisar el cuidado adecuado de los lentes.